Inicio » Música » La aventura madrileña: Bon Jovi

La aventura madrileña: Bon Jovi

Madrid, 27 de junio de 2013

Queridos amigos de Cartas a 1985:

LA SITUACIÓN

Os escribo esta líneas desde un cibercafé en la madrileña calle de Alberto Aguilera. El señor que me ha atendido es como Apu, el de los Simpsons. Muy agradable y con ese entrañable acento extranjero no definido. El tío que tengo detrás habla un idioma gutural muy extraño, creo que es Klingon. O eso o le va el Pacharán.

Tengo miedo.

apu111

Quedan unas horas (muchas) para el concierto de Bon Jovi y gracias a mi hermano no tengo la entrada encima, cosa que me inquieta bastante. No pasa nada. Tengo toda la tarde para vagabundear por este bella ciudad a la que un día llame “hogar”.

MIS COLEGAS MADRILEÑOS

Unos están trabajando, otros líados con sus cosas y algunos (los más) aseguran que no conocen a nadie llamado Antón. Se ríen y cuelgan. Para mí que están mintiendo. Aunque me ha cambiado mucho la voz. Eso puede influir y claro…no se dan cuenta de que soy yo. Además me he cortado el pelo. Estoy deseando encontrarme con  alguna cara amiga, conocida al menos. A ver si tropiezo con Santiago Segura paseando por Gran Vía. Sé que en el fondo todos tenéis muchas ganas de verme, pero he de reconocer que lo disimuláis genial.

¡Hostia un mensaje!

Era Vodafone.

BLABLA CAR

Para desplazarme he optado por probar por vez primera el Blabla Car. Es una especie de Badoo pero sin erecciones ni lascivia y para avezados aventureros. La página pone en contacto a viajeros con coche con posibles pasajeros. Se fija un precio por plaza y ancha es Castilla. Un éxito total . Éramos cinco y cuatro de nosotros eramos muy majos. La otra no. La otra era una perra salida del mismísimo culo de Satán. No todo iba a ser perfecto. A la experiencia le doy un 9,5.

7510243-gente-feliz-saliendo-desde-un-coche-con-los-brazos-arriba--aislados-sobre-un-fondo-blanco

PRONÓSTICO DE LA SITUACIÓN

Un sol de justicia azota sin clemencia la capital, pero a mí me encantan los retos. Las puertas del concierto abren a las seis. Iría a hacer cola, pero…¿para qué? No tengo mi entrada. La tiene mi hermano.

Os explico: él llega en avión a las 18:40 hora zulú. Quise que me diese la entrada, pero no fue posible. Intenté sacársela a golpes, pero nada, no hubo manera. Así que me espera un largo paseo hasta las siete u ocho de la tarde. Posiblemente acabe siguiendo las evoluciones de la banda de New Jersey desde las pantallas gigantes tan características de este tipo de bolos. Seis horas de ida y ocho de vuelta para eso. Bueno, al menos he podido ver a…a…a nadie. Solo a mi buena amiga Cachito (es pequeña, de ahí el mote).

gente-concierto

Ver a Bon Jovi, sin Sambora, a un kilómetro de distancia…no tiene precio. Bueno sí, el precio amigo, en este caso el precio hermano ya que en un alarde de confraternidad he de decir que ha pagado el las entradas. Así que lo veremos como le salga del rabo. Si dice que de espaldas, pues de espaldas.

En fin, no pasa nada. Voy a patear las calles de Madrid, que eso siempre reconforta. Si me aburro me hago el loco y me pongo a hablar con alguien y listo. A los acosadores que no están en la cárcel les funciona muy bien. Un momento…

¡Me llama alguien! ¡Os dejo!

¡Salud hermanos!

PD: Se confundieron…

2 pensamientos en “La aventura madrileña: Bon Jovi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s