Inicio » Deportes » Jean Marie Pfaff y otras desgracias

Jean Marie Pfaff y otras desgracias

Puebla (México) 22 de junio de 1986 

España y Bélgica se enfrentan en los cuartos de final del Mundial que se celebra en México. Para tener delante a los belgas hemos tenido que vernos las caras con los brasileños, con los irlandeses y con los argelinos. Butragueño es el nuevo ídolo de la hinchada cañí tras su recital ante Dinamarca. ¡Nada menos que cuatro goles! ¡Estamos en cuartos! Tengo nueve años (casi diez) y sueño con que mi selección puede ganar el Mundial. Estoy sentado en el suelo de mi habitación con las piernas entrelazadas en una posición imposible y con los dedos cruzados a modo de ritual. Un plato conmemorativo del torneo luce en la estantería y evidentemente colecciono los cromos del evento como un enfermo.

Estoy muy nervioso porque vamos a los penaltis. Señor ha puesto las cosas en su sitio con un trallazo desde fuera del área. No había gritado tanto de alegría en toda mi vida. Ya casi puedo levantar la copa…

Jean Marie Pfaff se encarga de fastidiar la fiesta. Le para la pena máxima a Eloy y nos vamos a casa. Me cabreo con Zubi. ¡Pero tírate hombre! ¡¿Por qué no te tiras jo…?! Lloro como lo que soy, como un niño. ¡No es justo! Te odio Jean Marie.

copa mundial 1986 mexico1

Iniesta tiene dos años.

Verona (Italia), 26 de junio de 1990

Ya soy mayor. Tengo casi 14 años. Octavos de final. A los yugoslavos les ganamos seguro. De este año no pasa. La Copa del Mundo es nuestra. Motivación al 100% sobre todo después de tomarnos la revancha con los belgas. Somos fuertes y estamos a tope y…

Stojkovic deshace el empate en el minuto 91 y nos manda para casa. Tengo muchas ganas de llorar, pero me contengo. Miguel Bosé me recuerda vía Los 40 principales que Los chicos nos lloran. Le hago caso y me contengo, pero no sé cuánto aguantaré.Nada más entrar en mi cuarto me dejo caer en la cama y hundo mi cabeza en la almohada que amortigua mi desgarrado llanto. Pongo el disco de Milli Vanilli a todo rabo para disimular y hacerme el duro. ¿¡Por qué!? No es justo. Te odio Stojkovic.

italia90logo1

Iker Casillas comienza a jugar con los prebenjamínes del Real Madrid.

Boston (USA), 9 de julio de 1994

Luis Enrique sangra como un cerdo por la nariz. Yo tengo casi 18 años y muchas ganas de gresca. Si hay que repartir se reparte. ¡Penalti a Luis Enrique! El árbitro es un descerebrado. ¿¡Pero no ves que sangra como un cerdo?! Menudo partido. ¡Tassotti cabrón! le grito a la tele. No hay nada que hacer. El italiano se va de rositas.

Luis Enrique chivándose al árbitro

Luis Enrique chivándose al árbitro

El partido continúa. ¡Vamos Salinas! Se queda solo ante el portero. ¡Vamos!Estoy a punto de cantar el gol que mande a la escuadra azzurra a casa…¡Vamos Salinas! ¿Pero q…? ¿Qué haces burro?

¡Noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!

dolor-de-la-ira-terror-grito_21-541

¿Cómo has podido fallar eso Salinas? Una oportunidad perdida. Espera un momento, ¿estamos de coña o qué? ¡Cuidado con Baggio! ¡Cuidado que el hortera este se va…! ¡No, no por favor, no…!

¡Noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!

retroceso

Otra vez para casa. ¿Por qué?  No lloro, pero la rabia hace estragos en mi percepción de los italianos. No es justo. No pienso comer pizza en una buena temporada. Te odio Roberto Baggio.

Continuará…

10 pensamientos en “Jean Marie Pfaff y otras desgracias

  1. Hasta hace nada tenía la colección de cromos de Mexico 86, creo que es algo que no se me olvidará nunca, la frase de la parienta, “¿esa mierda que tenías en el trastero?, lo he tirado”, joder, sus zapatos ahí siguen, hasta el cochecito de las niñas, que ya me dirás para qué cojones lo quiero si tengo la vasectomia hecha, y un album de cromos, que apenas ocupa y justo ahora empezaba a valer dinero…

    100 euracos me habían ofrecido en firme, ya ves.

    Me gusta

  2. A Roberto Baggio le sigo odiando a día de hoy a Tassoti ni te cuento. A Luis Enrique me lo encontré días después con la cara hecha un cristo y vendada . Fue un auténtico trauma para mi generación. Para una vez que lo teníamos a huevo…

    Me gusta

  3. Durante el mundial de Italia mis padres hicieron un viaje a Roma y, aunque no fue para ver el fútbol, me trajeron el regalo más futbolero que nunca he tenido: un balón firmado por Luis Suárez, al que se encontraron en el aeropuerto. Al parecer mi padre pensó que yo alucinaría al ver la firma de un señor del que nunca había oído hablar y que se retiró 5 años antes de yo nacer. Ese es mi recuerdo del Mundial de Italia, recibir un balón con el que no podía jugar por que un señor muy mayor había escrito en él.
    Años después mi padre coincidió un señor que sí admiraba y me trajo otro balón firmado, esta vez por Magic Johnson.

    Me gusta

    • Querido Jorge:
      He podido sentir perfectamente tu sensación de frustración. Veo que estamos hablando de una cuestión de pelotas. Espero que tengas las dos guardadas como oro en paño.
      Saludos desde 1985.

      Me gusta

  4. A toro pasado es muy fácil hablar, pero, en mi modesta opinión el fallo en este partido es que el recordado y querido don Miguel Muñoz, el entrenador más laureado de nuestro fútbol y entonces nuestro Seleccionador, prefirió mantener el equipo que ganó a Dinamarca, cuando Bélgica era una Selección diametralmente distinta. Dinamarca era un equipo completamente ofensivo, mientras que Bélgica era una Selección que no quería el balón, que esperaba atrás y salía al contragolpe. Lo que se necesitaba contra Bélgica era superioridad en el centro del campo, controlar el juego, dominar la posesión del balón. Yo creo que eso se podría haber solucionado poniendo, en lugar del sancionado Goicoechea, a Francisco, pasando Camacho a la defensa, como se vio obligado a hacer en el segundo tiempo cuando quitó a Tomás y metió a Señor. Sin embargo puso de inicio a Chendo en lugar de Goicoechea y mantuvo a Camacho junto a Víctor en el centro del campo para marcar al hombre a Scifo. Aquel día lloré porque, como la mayoría de los españoles, tras ganar a Dinamarca, estaba convencido que íbamos a llegar a la final.

    Me gusta

  5. Entonces lloramos juntos aquella fatídica noche (tarde allí) de Puebla. No te preocupes, yo llevaba llorando 12 años más, desde otra noche aún más fría, aquella de Frankfurt el 13 de febrero de 1974, la noche del gol de Katalinski, que nos impidió ir al Mundial de Alemania. Yo tenía entonces también 10 años y por aquella época ni nos clasificábamos para los Mundiales. Por eso hubo tanta alegría 4 años después con el gol de Rubén Cano. Imagínate esos meses de mayo y junio del 74 cuando veíamos las chapas y los cromos que salían en las Coca Colas o Fantas con los jugadores de las distintas Selecciones que iban a disputar el Mundial y por supuesto no había ninguno de nuestra Selección y encima teníamos que ver en esos cromos al portero Maric de la Selección yugoslava . Terrible. Por cierto, el 85 y el 86 fue la mejor época de mi vida. Por eso me dolió tanto aquella derrota, porque hubiese sido la guinda ver por primera vez a nuestro equipo en una Semifinal de un Mundial. Y por eso yo le doy tantas vueltas a ese partido ante Bélgica, que sigo pensando habría sido distinto con ese simple regreso al once anterior al partido de Dinamarca. Ahora, cada vez que veo los penaltis que lanzó Bélgica, todos al centro de la portería y Zubizarreta tirándose siempre a un lado, me pongo malo. ¿No le pudo decir alguien del banquillo que se quedase quieto, por lo menos en el último penalti?

    Me gusta

    • Querido Recortado:
      Lo de Zubizarreta requiere un análisis más profundo. Me ponía de malas en cada penalti. Se dejaba caer como el tio que lleva trabajando 70 horas seguidas y por fin tiene el colchón delante.
      Saludos desde 1985.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s