Inicio » Deportes » Mamading (o el amor verdadero)

Mamading (o el amor verdadero)

La que se ha montado con el tema este del mamading. Sin duda el nombre tiene algo que engancha, pero a mí no me gusta (me refiero al término). No sé quién ha sido el listo que ha acuñado este engendro, pero se ha lucido.  Aquí, en nuestro país, ya tenemos una expresión que nos viene al pelo tanto por el entorno como por la acción en sí misma. 

Barra Libre.

Y punto. Más castiza, más de aquí.

¿Qué cóño de mamading? (perdonad la contradicción). Palabras raras que se inventan unos indocumentados para poner nombre a una práctica singular que se practica en plural. Yo ya no entro en el tema de si es humillante o no;  de si es ético o no; de si es alimenticio como llevan años asegurando revista científicas como Vale o Nuevo Vale o no. Ahí no entro que me da igual. Cada uno con su cuerpo que haga lo que le venga en gana mientras no moleste (o no salpique). Lo que me enerva es el nombre: mamading.

No se puede ser más gañán.

labuios

En mi época si querías una botella de cava pues la pedías. Si querías una copa gratis, pues te tomabas dos antes y rezabas por haberle caído en gracia a la camarera de turno, pero ahora no.

¡Mamadas por copas!

Debe ser el USA for Africa moderno. Pobre Bob Geldof.

Pero, ¿quién sabe? A lo mejor es una de estas quedadas surge el amor verdadero. Cosas más raras se han visto.

Gurilandia, año 2042 (Conversación 1: versión sincera)

─Abuelita, ¿y tú como conociste al abuelo?

─Pues fue en España en un concurso de mamadas. Lo recuerdo como si fuese hoy. Ahí estaba yo de rodillas dándole lo suyo. Poco después, ya más avanzada la noche, comenzamos a hablar me cayó bien y el resto es historia.

─Pero, abuelita, ¿no debería ser al revés, primero hablar y después lo otro, lo de “felar”?

─Calla hija, ¿qué sabras tú del amor?

 

Guirilandia, año 2042 (Conversación 2: versión falsa)

─Abuelita, ¿y tú como conociste al abuelo?

─En una vacaciones en España cariño, haciendo mamading.

─¿Eso que es abuelita?

─Un guateque hija, un guateque.
Moraleja: se no está yendo la olla. Sin “p”
vejos

 

¡Salud hermanos!

PD: Políticos españoles aprended del mamading y dejad ya el porculing.

 

 

 

 

4 pensamientos en “Mamading (o el amor verdadero)

  1. Es totalmente verdad…para fliparlo en colores….cuando lo vi en la tele no me lo podia creer…..una cosa es ser liberal y otra es degradarse hasta ese punto…..k pena de chicas de verdad…por una copa hacer eso….si lo haces k sea pk kieres y te gusta jajajaja no para k te inviten a una copa k eso lo consigues igualmente sin el mamading….anda k no es facil ni nada jajajajajjaa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s