Inicio » Humor » Cupido, Bigote Arrocet y la Campos

Cupido, Bigote Arrocet y la Campos

Ya lo preguntaba Alejandro Sanz: ¿Qué será esa fuerza que a todos nos une de dos en dos? Como no lo tengo claro, he buscado ayuda entre aquellos que admiro.

Mi madre:

Asegura con rotundidad que esa fuerza no es otra que la electricidad estática, pero claro, ella también afirma antes del postre que los personajes de las novelas suecas que tanto le gustan tienen todos nombres de perro.

Mi padre:

Más pragmático me jura y me perjura que esa fuerza no es otra que Hacienda.

Mi mejor amigo (catedrático de Física Aplicada): Después de escuchar atentamente el tema dos veces seguidas y analizar la letra ha sentenciado sin dudar: “Para mí que está hablando de follar”.

Mi novia:

Dice que esa fuerza no es otra que IKEA.

Tras hablar con los cuatro no lo veo claro. Yo creo que Alejandro Sanz hablaba del amor, pero no de un amor cualquiera, no. Sanz hablaba del AMOR con mayúsculas, de Pretty Woman “parriba”.

Vale que sí, que el amor es muy bonito y tal, pero tenéis que reconocer que también es un cachondo.Yo creo que incluso es un poco sádico.

Los 90: El amor se vuelve imbécil

En los noventa, aquella época de excesos (maratón de Arma Letal, bailar NKOTB en la habitación…) el amor siempre nos esquivaba y tenía el don de juntar a la chica que nos gustaba  con el tío que peor nos caía. Si no te ha pasado esto es que tú, carbón, eras ese tipo.

Recreo, 11:25 de la mañana, bocata de queso en mano.
– Oye tío ¿sabias que Inserte el nombre del amor del momento se lío el fin de semana pasado  con “Soplapollas n°1”?
-¿Cómooooo? ¿Estás de broma no? ¿Pero cómo va estar con él? ¡Si es un gilipollas!
Y ahí te quedas todo ofendido descubriendo qué injusto es el amor verdadero y pensando que qué demonios tendrá el “Soplapollas n°1” que no tengas tú. Ya en casa, en la intimidad del baño, te abres una brecha en la ceja como Dylan McKey y rezas para que se dejen. A ver si hay suerte y un día ella se emborracha. Tu amor es tan profundo y honesto que solo piensas en sus peras y envidias más si cabes al Soplapollas nº1.
Pero nuestro amigo el Dr.Amor no mejora con los años y sigue haciéndonos disfrutar y abrir la boca con sus extraños emparejamientos. Pues ahora se le ha dado nada más y nada menos que por juntar de un flechazo a Bigote Arrocet y a María Teresa Campos. Un acierto total. Para mí que disparó a boleo. ¿Y cómo la habrá conquistado? ¿A base de su mítico piticlín, piticlín? ¡Qué crack el Bigote! La madrina de la boda será La Bombi por lo menos.
Bigote Arrocet: parecen dos palabras inofensivas, pero juntas las pronuncias y te meas, haced la prueba: decidlo en alto un par de veces y es mano de santo.
image

La Campos: Pronuncia su nombre completo un par de veces y parecerás tonto del culo. María Teresa, eso sí, tuvo que ser buena moza.
Esta pareja (a priori menos creíble que Jordi Hurtado como Chritian Grey) parece que es cierta. Enhorabuena a los premiados.  En algún lugar del planeta habrá un fan de la Campos despechado pensando: ¿Qué tendra Bigote que no tenga yo? ¡Con las peras que tiene María Teresa! A ver si me la cruzo un día borracha. Pobre iluso. No es Massiel.
Viva el amor.
¡Salud hermanos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s