Diario de a bordo: Cole nuevo, vida nueva

Estimado Capitán:

Por fin ha llegado el día en que los lechones han dado un paso de gigante hacia su independencia. El primer día de cole. Y han demostrado que sí, que estaban preparados. Tomás se ha hecho pis solo tres veces, estableciendo posiblemente un nuevo récord de incontinencia en un debut escolar. Nada grave que no se solucione en los próximos días.

Para serle sincero Capitán, creo que estaba todo el mundo más nervioso que ellos por el evento. La madre lleva dos meses haciendo compras. Por un momento pensé que el colegio podía implicar un cambio de Comunidad Autónoma o algo así. Que si polos, calzoncillos, camisetas, camisas.Menos una cantimplora tienen de todo.

—¿Pero no iban con uniforme?

—Ya hombre, pero estaban 2×1 y nos ahorramos una pasta.

El truco vale para ropa pero también para ensaladeras, abrecartas de circonio o lo que sea. Pero oye si así ahorramos en panificadoras pues bien.

A las nueve de la mañana los lechones están vestidos, con sus uniformes nuevos, con sus mochilas nevera (que es algo tan curioso como un reloj-orinal) y venga de camino al cole. Eso sí, antes de salir por la puerta sesión de fotos para inmortalizar el día, esa es una tradición de toda la vida a la altura del discurso del Rey. Tanto es así que saco la cámara buena, no el móvil y les hago una sesión que ni un fotógrafo de Vogue. Todas borrosas claro, porque yo de foto ni puta idea. Pero eso lo descubriré cuatro horas después.

—Ya veréis que guay— les dice Ovugirl— hay un montón de niños conocidos.

—¿Niños conocidos en qué plan? ¿Macaulay Culkin?

—Niños de gente conocida anormal

—¿Los hijos de Bon Jovi? ¿Los de Bertín?

—Quiero decir que conozco a muchos padres.

Lo sé. Es que yo también estoy nervioso y cuando me pongo nervioso vacilo al que tengo cerca. Padres conocidos en Pontevedra. Bueno, tampoco es muy complicado. En esta ciudad somos como los Borbones. Casi todos primos hermanos si escarbas (el mejor café del mundo) un poco.

Al final el colegio les encantó. Parecía que salían de una comunión gitana. Encantados. Tomás con un pantalón dos veces su talla debido a la riada de pis con la que a modo de ofrenda obsequió a su nueva profesora. Mañana volvemos con más ganas si cabe y una muda.

Los lechones crecen Capitán. Primer día de colegio. Aún recuerdo mis vueltas al cole perfectamente.  Hoy soñé que me quedaba calvo.¿Casualidad? Una puta pesadilla. Empezaba a clarearme el cartón. Lo que me faltaba . Gracias a Dios todo está en su sitio.

Miro hacia el futuro con la tranquilidad y estabilidad que me proporciona mi profesión: el audiovisual.

Salud Capitán.

Nos vamos a Carrefour que hay una oferta de dos espumadores de leche por el precio de uno. Hay que ahorrar.

 

 

 

 

Anuncios