Diario de a bordo: Comer en el cole ¿sí o no?

Estimado Capitán:

Hay un debate recurrente que he detectado entre padres. Una cuestión primordial que acarrea un montón de dudas, debates e incluso discusiones. ¿Deben sus lechones comer en el colegio? ¿O mejor en casa? ¿Qué factores influyen a la hora de tomar esta decisión? Mi informe de hoy intentará dar respuestas de mierda a una pregunta muy seria sin utilizar ninguna base científica. Utilicemos el cerebro, que es un órgano tan importante que todo el mundo debería tener uno

Factor 1 El tiempo

Vivimos en un país en el que no hay término medio. O la gente trabaja un mínimo de ocho horas lo cual no deja mucho tiempo para conciliar o está en paro lo cual en ocasiones deriva en una merma del factor económico que trataremos a continuación. Esta última frase no me diga que no es de tesis.

Un padre o madre que trabaja a destajo poco tiempo va a tener para cocinar  y cuando digo cocinar me refiero a cocinar bien, como se lo merece y necesita un crío que está creciendo. Uy pues yo cocino, trabajo diez horas, voy al gym, a clases de turco, de piano y los llevo a todas partes. Bueno, pero es que usted es tonto del culo.

Cuando trabajo no tengo tiempo de cocinar y cuando no trabajo sí que es cierto que puedo cocinar un sinfín de manjares. Por ejemplo: pasta con queso, queso con pasta, pasta con queso y tomate, sandwich de queso y jamón, solo de jamón, solo de queso…La cocina no está entre mis habilidades. ¡Pues aprende! Señora, no se meta que yo no me meto con su chándal. La verdad es que no soy un gran amo de casa y mezclo conceptos. Ovurgirl sin embargo, cocina como los chorros del oro. Hace platos variados y buenísimos. Carne asada con salsa de zanahoria. Eso sí que suena bien. Si contase chistes mientras cocina ya sería como tener a Arguiñano en casa.  Lo que no tiene es tiempo. En un caso como este de madre ocupada y padre inútil yo recomendaría que los niños comieran en el cole. Vale, que coman allí. ¿Todos los días? Y eso nos lleva al Factor 2 que he decidido bautizar como…

Factor 2

Si usted gana una pasta gansa al mes, tiene interna (que parece ser que se estila mucho) este no es su post. Si es uno de los miles de humanos españoles con ingresos medios sabrá que comer en el cole sale por un pequeño pico. Y si tiene usted gemelos o mellizos qué le voy a contar. La fertilidad descontrolada es lo que tiene. Los niños pueden comer de uno a cinco días en el cole, pero a veces hay que medir la pela.  Yo propuse que los niños no comieran los lunes, ni los miércoles. No me refiero a que no comieran en el cole, me refiero a que no comieran. Lo de comer todos los días es un poco por vicio. Mire usted por ejemplo lo osos. Los osos hibernan no sé cuantos meses al año y ahí están. Bien nutridos. ¿Alguien ha visto un oso bajito o delgado? No. Pero bueno, llamadme loco. Tras escuchar mi alegato, Ovugirl, me miró mal (así como con pena), me dio mi medicación y media hora después maticé mis palabras. Me refiero a que no coman todos los días en el cole, empecemos por un día, después dos y ahí evaluamos. Y creo que es de lo más correcto. ¿Por qué? Por el factor 3.

Factor 3 A donde fueres…

Los niños deben estar rodeados de niños. Sus iguales. En la guardería me llamaba la atención que por lo general, comían de todo. Y hablo de cosas como brécol con ajada, que es un arma de destrucción masiva per se o ensalada de garbanzos que no la pides en un restaurante de motu proprio ni aunque te apetezca. ¡Ay pues a mí me gusta! Que estoy hablando yo señora. Con los abuelos también comen de todo. Eso sí, al cruzar la puerta de casa: carne con patatas. Entiéndase que lo que ellos llaman carne son en realidad trozos de… Creo que tienen que aprender a comer de todo en cualquier lado no solo en Pitufilandia. Así que está bien que un día coman en casa, otro con los abuelos, otros en el cole, otro no coman (esbromacari).

Y este es mi informe de hoy Capitán que como siempre no tiene la menor base científica.

Me comprometo públicamente a que uno de los días que coman en casa preparar una comida de categoría.  Siempre y cuando incluya queso. Se aceptan propuestas

 

Saludos Capitán

 

Anuncios

2 comentarios en “Diario de a bordo: Comer en el cole ¿sí o no?”

  1. Desde que he empezado a leerte estoy que me parto a lagrima viva.
    Mi marido empieza a pensar que estoy loca.
    Sobre lo de comer en el cole, mi hijo come conmigo. No digo ‘come en casa’ porque realmente comemos en el parque al mediodia y de ahí ya acaba de defogarse, para ir luego otras dos horas mas al cole ( vivo en Barcelona ) . Yo podría dejarlo en el comedor puesto que los dos trabajamos pero como dices es un poco que oye..me puedo ahorrar! Y además pasamos tiempo en familia que es algo que yo valoro… mucho!!
    Ya te sigo y te seguiré leyendo pero mejor mañana..que si no estos niños madrugan mucho y acabarán con mi existencia si me acuesto demasiado tarde…y ya son la 1 y media de la madrugada casi!
    Un abrazo de una madre que te entiende.

    Me gusta

    1. No me gusta hacer trasnochar a la gente de bien. Seguro que tu marido piense que estás loca. Todos lo pensamos. No de ti. De nuestras parejas. Bienvenida y que sea por mucho tiempo.
      Ayuda a que el blog crezca compartiendo que es gratis y quedas bien. Sigue a Cartas a 1985 en Facebook. Come verdura. Be good.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.