Diario de a bordo: Un lechón un voto

Estimados lechones:

La carta de hoy es para vosotros.

Solo quedan unos 14 años para que podáis ejercer vuestro derecho al voto y creo que es mejor que os de mi punto de vista sobre el tema. También quiero dejaros claro que en 2019 vuestro papá no es analista político ni tertuliano. De momento tengo un trabajo digno.

Veréis lechones, en este planeta hay una raza de personas llamadas Candidatos a la Presidencia que cada cuatro años—cuando se acercan las elecciones (ahora os cuento de qué va eso)— se vuelven locos y hacen en público una cosa que papá y mamá os dicen siempre que no debéis hacer nunca: mentir. Y dentro de la mentira practican una variante aún más arriesgada: mentir a la cara.

¿Por qué mienten?

Veréis, dentro de unos días tendrá lugar una cosa que se llama Elecciones Generales que consiste en que cada mayor debe meter un papel con un nombre en un cajón transparente llamado urna. Es como elegir a un delegado de la clase, pero entre todo el país. Estos delegados se agrupan en partidos y una vez organizados y con las elecciones a la vista prometen mirándote a los ojos y sonriendo cosas como:

—Recreo de cuatro horas

—Los Reyes Magos vendrán una vez a la semana (igual Baltasar ya no puede venir, por un tema legal que ya os contaré)

—Clases particulares de Fortnite

—Chuches en el desayuno

Cosas así. Y diréis vosotros desde vuestra cándida ingenuidad: ¡Cómo molan los Candidatos!

Claro que mola, lo que pasa es que es mentira. Y si uno promete lo de arriba, aparece otro que mirándote a los ojos te promete:

—Recreo de seis horas

—Los Reyes ( y las Reyas) vendrán dos veces a la semana

—Clases particulares de Fortnite gratis

—Chuches cinco veces al día

Estoy seguro de que las madres y padres de estos señores están muy decepcionados con ellos y que cuando llegan a casa a media tarde cansados de tanto mentir les cae una bronca buena.

Todas estas mentiras tienen un objetivo: el poder. No, no es un poder como el de Capitán América o Hulk, es otro tipo de poder, pero eso ya os lo contaré otro día.

Lo importante es lo siguiente:

Debéis votar a quien os interese en cada momento de vuestra vida y ese interés puede (y debería) ir cambiando con los años. Un año podéis votar a uno y otro año a otro. Y no pasa nada. Al contrario. Si siempre votáis a lo mismo, por un tema de siglas o de supuesta ideología estáis destinados a pensar que vuestro pensamiento es el único que vale (por desgracia viviréis rodeados de gente así) y de ahí a no escuchar hay un paso. Y después pasa lo que pasa. Que os podríais convertir en tertulianos. Y papi no quiere eso.

Ahora bien, votéis a quien votéis tened claro que el recreo va a durar siempre media hora, los Reyes vendrán una vez al año, las clases particulares serán de matemáticas y las chuches al desayuno va a ser que no.

Es lo que hay.

Utilizad el sentido común.

Os quiere.

Papá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s