La San Silvestre 2015

Hay que abrazar las buenas costumbres y correr, aunque dicen que es de cobardes, es una de ellas. Por cierto, los tipos que acostumbrar a decir esa frase suelen tener sobrepeso.  Al parecer correr te mantiene en tu peso ideal, hace que vivas más años y te mejora el humor, pero lo importante es que hay que inculcarle a los chavales que el deporte es una cosa buenísima, porque un día tendrán que decidir entre cubata y carrera y hay que ponérselo difícil.

Ojo, este aleccionamiento no siempre funciona. Mi padre fue un gran deportista todos los días de su vida. De la noches hablamos otro día.

Así que me armé de valor y decidí predicar con el ejemplo. A los chavales no hay que decirles que hagan deporte, habrá que hacer deporte con ellos. Y esto lo dice una persona que, en estos momentos, está en una forma física deleznable y que se acaba de comer un panecillo de esos nuevos de Mercadona que trae como queso crujiente fundido por encima.

Así que qué mejor momento para darle caña al cuerpo que una cita como la San Silvestre 2015. Más de 6.000 personas con ganas de pasarlo bien durante lo casi 4.000 metros de prueba. En realidad no es mucho sale a 0,66 metros por persona.

Y los Cruces claro, si nos metemos nos metemos de lleno. El primero en salir en los periódicos fue mi padre acompañado de un tal Ceferino. Ambos campeones, que entre los dos suman la nada desdeñable edad de 144 años, fueron los más ancianos del lugar. Y claro…eso a la prensa le gusta.

Los veteranos de la San Silvestre

PD31C8F1

Un gran artículo de Manu Otero.

Así que allí nos fuimos. Todos los varones de la familia Cruces, las varonas no pudieron este año o no quisieron,  a por el oro de la San Silvestre.

Sabía que estaba en mala forma, pero la carrera me puso los pies en el suelo. Mi hermano y yo llegamos de últimos, y es que empujar un carrito de gemelos tiene su ciencia. Unos nos animaban, otros pensaban que el carrito estaba vacío, pero no. Había que cruzar la línea de meta costase lo que costase. Y al final lo hicimos.

Y lo robamos el protagonismo a nuestro padre, porque llegar último es muy lamentable. Y claro…eso a la prensa le gusta.

IMG-20160102-WA0000

 

Así que os animo a correr con vuestro hijos o con vuestros padres. En realidad, si lo pensáis, lo llevamos haciendo toda la vida. Padres detrás de hijos, hijos detrás de padres, padres detrás de padres…

Aquí es lo mismo, pero con dorsal, de manera oficial y organizada.

Por supuesto el 2016 viene cargado de novedades y proyectos. Uno de ellos es el Canal de You Tube de Cartas a 1985.

Suscribirse que es gratis y ya hay tres vídeos.

Canal de You Tube de Cartas a 1985

Vídeopost de la San Silvestre en familia.

¡Salud hermanos!

 

 

Anuncios