Al lado de mi casa: La Celulosas

Queridos amigos de Cartas a 1985:

Vivo en Galicia. Más concretamente en Pontevedra. Me crié a pie de ría, en un pueblito llamado Placeres. Risas enlatadas. Vale, reconozco que el nombre tiene su guasa y más cuando el sitio donde viví toda mi infancia y adolescencia atufa. Lo digo en el sentido más literal: Placeres apesta.

Siempre ha apestado y la verdad es que es una pena. El motivo del hedor es una fábrica que los habitantes de la zona conocemos cariñosamente como: Celulosas. “La Celulosas” si vives en un radio inferior a dos kilómetros de la zona cero del lugar.

2008-11-07_IMG_2008-10-31_00 21 47_pag1

Como podéis ver, la ubicación del bicho es fruto de una línea de pensamiento sin fisuras.

En 1957 alguien analizó el marco de la ría de Pontevedra y decidió que lo mejor para todos era plantar este mastodonte infecto ahí donde lo veis. Pues nada. Los sabios son los sabios y no seré yo el que discuta esta decisión tan acertada. ¿Quién se puede atrever a decir algo ante tal derroche de sentido común? De vez en cuando la gente por aquí se rebota y poco a poco se van consiguiendo cosas. ¡No todo cae en saco roto! Fijaos en la siguiente fotografía:

0524744001200853483-a-papeleira-de-ence-na-ria-de-pontevedra-foto-sospontedeume-com

¿No os dais cuenta? Dicen que la empresa ha invertido millones de euros para que no huela, pero eso a mí no me importa. Lo que me emociona sobremanera son los dibujos, que en su momento alegraron la vista de los conductores de la autovía, los acertados colores que algún lumbrera encargó para la fachada; las gaviotas, el sol, un barquito, las nubes…suaves colores pastel que se fundían con el “incomparable marco” y te empujaban a afrontar la vida un día más con ilusión y esperanza.

¡Pero si huele a mierda!

¡Ya, pero mira que mural joder! ¡Un día del padre perpetuo!

GRACIAS ENCE. Así sí.

Hay que tener valor para putear así a la cara, pero bueno…

Con el tiempo la razón se impuso y alguien dijo: ¡Me saquen el mural! y donde antaño había una obra de arte ahora solo queda una aburrida capa de pintura verde militar que todo lo cubre.

El jardín de mi casa olió a mierda durante años; tanto es así que cuando me fui a estudiar fuera y alguien se tiraba un pedo me entraba una desoladora morriña que me empujaba a inspirar más fuerte ese familiar aroma anal. Me hacía sentir como en casa. No me miréis así que cosas más raras se han visto (en Internet).

¡Que la trasladen de una puta vez coño que torres más altas han caído! Es que no es tan fácil, braman algunos. Bueno, si hubo redaños para construirla tiene que haberlos para desmantelarla que seguro que los egipcios sufrieron más con las pirámides y no pasó nada.

A pesar de todo esto, me gustaría invitaros a todos a mi casa para que podáis certificar en persona que Placeres (Pleasures) tiene un montón de cosas que valen la pena y que no existen en ningún lugar del mundo. No contentos con la fábrica de marras y con la autovía también tenemos una depuradora y… (redoble de tambor): ¡un tren que atraviesa la plaza del pueblo de cabo a rabo! ¡Sí, sí así como suena! Para ir del bar a la iglesia (dos de las grandes instituciones de nuestro país) hay que cruzar la vía del tren. Imagínese usted, amigo lector, como de contentos van los feligreses al salir de la tasca.

Un peligro en toda regla.

Tren placeres

¿Desde 1932?

No, no desde 2002. Con dos cojones. Obra de Fraga y Cuiña, pero a ellos ya les da más o menos igual que están a otras cosas.

Dicen sus defensores que de ENCE  viven decenas, centenares o miles de familias (según el día). A mí me parece bien, pero si pudiesen vivir un poquito más lejos tampoco pasaría nada y todos tan felices. La lucha por la ría es una batalla perdida. Me explico: tarde o temprano esa mierda saldrá de la ría. Es inevitable, cuestión de tiempo. Solo nos hace falta un poco de sentido común y a juzgar por las señales que recibo: Siria, fichaje de Bale, Jorge Javier Vázquez….noto que está al caer.

Os dejo que tengo que acudir a una manifestación, al parecer creo que nos quieren abrir aquí al lado el primer centro de control de enfermedades infecciosas al aire libre del mundo. Huele a éxitazo.

¡Salud hermanos!

Anuncios

12 Comentarios

  1. Avellanedian

    Yo vivo en el polo industrial de Avellaneda, provincia de Buenos Aires en Argentina. Y entre las curtiembres de cuero, las barracas de lana, los ferrocarriles de carga y los destiladeros de petroleo, huele bastante parecido. Si hasta tenemos un río al cual llamamos “Ríachuelo” el cual no puede más de turbio.
    Con distintas palabras y situando ejemplos en la otra punta del mundo, me sentí bastante identificado y a la distancia, te envío todo mi apoyo.
    Sea para lograr el traslado de la celulosa o del mismísimo pueblo.
    Saludos.
    CS.

    Pd: ¿En las casas de Placeres también predominaban los filtros de agua? Acá no hay canilla que no tenga su filtro porque el agua también apesta la mayor parte del tiempo.

  2. xesús lópez fernández

    Sentenciada ya está. La sentencia del 19.05.2011 es ahora firme. Deberá incoarse el expediente de caducidad de la concesión (que ha perdido por unas tres vías). El Ministerio deberá paralizar la fabricación.
    Los políticos están callados como putas. Y no está claro que hayan estado por la labor de sanación del dominio público marítimo terrestre, que Lores también estaba con Fraga y Cuiña en lo del ferrocarril, que urgió e inauguró con ellos y con Tonecho.

  3. Héctor Walter Navarro

    Es insoportable comprobar cómo las industrias y los ferrocarriles han destruido el paisaje. Todo aquel que ame el arte debe manifestarse contra la industrialización. ¡Y el daño que provoca el petróleo! Recordemos el derrame del Prestige. Y que todos sepan que más de un millón de personas muere por año debido a los accidentes de tránsito. ¡Y la cantidad que muere electrocutada! Y mejor no recordar todos los que han muerto quemados o asfixiados desde que el hombre tuvo la mala suerte de descubrir cómo se producía el fuego. ¡Debemos volver a la vida natural!