Bárcenas y Georgie Dann: de mantas y toallas

No me quiero quejar del tiempo, pero lo voy a hacer. Se supone que vivimos en una zona del mundo privilegiada. Y es verdad. Aquí no hay huracanes, ni tormentas de arena, ni nada de nada. Aburridos hasta la suciedad.

Hace pocas semanas los gallegos nos quejábamos de la impuntualidad del verano. ¿Cómo se atreve a no aparecer? Pues no había manera. Parecíamos avocados a un invierno eterno, como en Juego de Tronos, y tiramos la toalla. Fue entonces, cuando dimos todo por perdido y nos encendimos ese cigarro que sabe a derrota, que llego el sol. ¡Y de qué manera!

Lorenzo, ávido de venganza por nuestra pataleta, se planta en lo alto del firmamento, con más potencia que nunca, y nos envía sus calurosos rayos sin que nada podamos hacer los que, como yo, somos de verano flojo y bañador esquivo.

─¡Aquí están mis cojones!─ brama desde el impoluto cielo azul de Galicia. Con tanto calor hasta siento cierta pena por algún personaje de nuestra triste historia reciente como Luis Bárcenas a quien la llegada de la estación le ha sentado como un tiro en el estómago. Georgie Dann le dedica este verano un verso de su hit “La Barbacoa”, esta es la frase que hace referencia a la actual situación del extesorero del PP:

    Qué buenos los chorizos parrilleros

    Respuesta del PP en el Congreso de los Disputados: Los chorizos parrilleroooooooos”

Georgie-Dann

Y es que sí algo tienen en común Dann y Bárcenas es que los dos amenazan con cantar.

El bueno de Luis se debe estar asando en la cárcel de Soto del Real.Desde este pequeño rincón del ciberespacio le mando todo mi apoyo. He sido informado (allí donde mora El Cabrón hay más de un Garganta Profunda, que no se crea el rey del Mambo) de que en breve abrirá sus puertas la piscina del complejo, así que pronto se podrá dar un refrescante bañito para paliar este calor del infierno. Se lo merece.

Otra cosa que no entiendo es lo que se está montando con la famosa manta de Bárcenas. ¿Para qué coño quiere una manta con el calor que hace? En todo caso una toalla para la piscina. ¿Tirará de la manta o tirará la toalla? No lo tengo claro la verdad, pero bueno, veremos como acaba el culebrón del verano.

¡Ándate con ojito (y con ojete) en chirona Luis! En el trullo un Garganta Profunda suele despertar lascivas simpatías en sus compañeros de recreo que piensan ¿Qué otra cosa tendrá profunda el guaperas de Bárcenas? Cuidado amigo, vigila la retaguardia que al jabón en la ducha lo carga el Diablo.

barcenas

Mientras Bárcenas amenaza con su frigodedo delator al sol del talego, mientras Georgie Dann escribe su nuevo éxito que podría llamarse “La Trama Gurtel” (póngale la música de “El Chiringuito” y verá que funciona a la perfección), mientras todo eso ocurre y el mundo gira más lento debido al calor, yo os escribo estas pegajosas líneas anhelando que llegue el invierno para quejarme también de él y desear que vuelva a llegar el verano y así sucesivamente. Vivo sumido en un ciclo de quejas infinito, en un perfecto círculo de lamentos. La pescadilla que se muerde la cola, qué postura más humillante para morir. Pienso en la pescadilla y Bárcenas reaparece en mi mente. No se muerde la cola porque no se llega, que si no…de momento parece que ha dejado de morderse la lengua…

“Summer is coming”

¡Salud hermanos!

Anuncios

2 Comentarios

  1. Dessjuest

    Cuánta razón, llevamos cinco días de verano, encima eso, cinco, porque hace seis llovía, y ya estamos hasa las bolas, pero la culpa es que no hemos tenido primavera, que es lo que mola, hemos pasado de un extremo al otro.

    Por lo que dicen Bárcenas ya debe de ser el puto amo en la cárcel, con todos los presos dispuestos a servirle en lo que sea menester.