Canal 9: La Chanquetada

Han cerrado Canal 9 y leo en El País que la plantilla ha formado una rebelión para intentar que Nou siga adelante.

Nou, el canal autonómico valenciano conocido hasta hace poco como Canal 9 y que en breve será cerrado por la Generalitat, escapó este miércoles al control político convirtiéndose en una emisora corrosiva para el poder y especialmente para el máximo responsable de la clausura de la televisión pública, el jefe del Gobierno valenciano, Alberto Fabra. Fue un auténtico varapalo al Ejecutivo valenciano. Los reporteros y los cámaras salieron a la calle en busca de testimonios de apoyo a la continuidad de la televisión pública.”

A buenas horas mangas verdes.

Aquí hay dos problemas que van de la mano desde el principio de los tiempos.

El primero: el periodista que se deja manipular (porque se deja, nadie le obliga). Puede mucho más el tener que llevar un sueldo a casa que la ética o el compromiso con su profesión. Hasta cierto punto se puede entender o no. No lo tengo claro.

El segundo: La permanente injerencia de los grupos de poder en el trabajo del periodista no vaya a ser que el currito descubra algo raro en nuestra gestión y eso me cueste unos votos.

La segunda es inevitable, la primera es opcional.

Uno elige ser periodista y hay comportamientos que deberían ser innegociables. Y no lo son.

La otra opción es asumir que uno trabaja para un partido y forma parte de un gabinete de prensa disfrazado de medio de comunicación. Vale, es una opción. ¿Asumo que mi trabajo no es informar sino que es hacer propaganda? Correcto. Adelante. Pero ahora no venga a contar milongas.

Hablo de la ética y tal…pero esa palabra nos suena cada vez más extraña. ¿Qué es eso? ¿Ética periodística? Navidad, Papa Noel, Superman, ética…aquí lo que vale es la nómina. Punto.

¿Me hacen decir esto, esto y lo otro? Pues lo digo no vaya a ser que tenga un problema y acabe en la calle. 

Y así va todo. Políticos que roban, periodistas que no informan porque no quieren asumir riesgos.Lo peor es ver la pataleta y como alguna periodista pone el grito en el cielo y confiesa lo que se veía obligada a hacer. Ahora le piden al “pueblo” que se “alce” contra los responsables políticos. Solo les falta entonar aquello de: Del barco de Chanquete…

chan

¿Y lo pedís vosotros que acabáis de reconocer publicamente que lleváis años manipulando a vuestra audiencia con conocimiento de causa?

Fuera.

Se puede poner de mil maneras, patalear, pero el fondo es que nuestra clase política no tiene la cultura suficiente (ni está evolucionada) como para dejar que un medio informe con toda la objetividad posible y con total libertad. Eso ya sabemos que es una utopía. Cada uno tira para lo suyo y las reglas del juego se difuminan.

El periodista debería estar en el otro extremo de la balanza para equilibrarla. Debería ser la persona que dijese: “Para el carro, aquí no te metas que estos son mis dominios”. Pero eso parece que no pasa casi nunca.

Aplaudo “La Chanquetada” pero no el momento. Siguen siendo tan poco objetivos como hace dos años, antes les movía el miedo o el no vaya a ser y ahora que el no vaya a ser es… pues nada…que me agarro a un clavo ardiendo.

Las malas gestiones, las corruptelas y amoríos de alcoba seguro que eran vox populi, pero no vox pública…

No vaya a ser…

Ojalá salgan adelante y no vuelvan a tropezar de nuevo con la misma piedra.

¡Salud hermanos!

Anuncios

2 Comentarios

  1. Dessjuest

    Vaya por delante que no entiendo ni entendí nunca el por qué debe de haber tele pública, o radio pública, a cuenta de lo que dices me dio por pensar hace un día o dos que muy mal tiene que ver la cosa el Fabra para cerrar Canal 9, es perder su vehículo de propaganda, el “Haló presidente” que todo líder local tiene en su tele pública.