Desbandada y cuenta nueva

Dicen que no hay que perder la capacidad de sorprenderse. A veces vamos por la vida sin sentir ni padecer y acabamos aletargados, pensando que ya lo hemos visto todo y que nada puede asombrarnos.

Pues yo me sigo sorprendiendo para bien y para mal por muchas cosas. La última ha sido para mal y en un terreno tan manido que cuesta creer que se pueda sacar algo de él.

Estoy hablando de nuestros políticos y la desbandada general que protagonizaron en el Congreso de los Diputados por las prisas por empezar cuanto antes el puente.

http://www.youtube.com/watch?v=fLSggffSsSs

Ante esto uno se indigna y tras la pertinente pataleta y tras jurar en arameo…¿qué queda? Lo único que denota esa prisa adolescente por arrancar las vacaciones, ese meter las cosas en la mochila mientras el profe se despide es lo siguiente.

Se la pela. Les da igual.

risa

Esto no es coña. Aquí esta la noticia.

¿Qué podemos hacer aquellos que nos sentimos timados, utilizados, decepcionados y (sobre todo) puteados por esta calaña/mafia política que ya ni se toma la molestia de guardar las formas? La culpa la tenemos nosotros que nos dejamos hacer. Estamos demasiado ocupados en “nuestras cosas” como para mover el culo de la silla.

De todas formas no hay nada más que añadir. Da igual, seguirán haciendo lo que les venga en gana, delante de nuestras narices porque pueden y nadie se lo impide.

La grieta entre “pobres” y “ricos” es cada vez más grande, pero aún no lo suficiente para que algunos reaccionan ya que (haciendo malabarismos) aún dan el pego, pero eso se va acabar. Más temprano que tarde.

Somos así. Unos indolentes.

Solamente en Salvados han salido historias a la luz que movilizarían a otros países. Aquí nada, no pasa nada. ¿Que un senador dice que el Senado es completamente inútil, que nadie hace nada, que se avergüenza de lo que gana y que se debería cambiar la fórmula? No pasa nada. La vida sigue igual.

No soy yo muy seguidor de Arturo Perez-Reverte, pero reconozco que en la entrevista con Évole de la semana pasada estuvo brillante en casi todo.

Aquí os la dejó para el que no lo haya visto, pero hay una frase que define lo que hay. Dice algo así como: “El español quiere que pasé la crisis para volver a hacer exactamente lo que hacía antes”. Eso lo resume todo. La clase media NUNCA MÁS va a poder vivir al tren que vivió en los 80 o los 90. JAMÁS.

Y no pasa nada.

https://www.youtube.com/watch?v=1uZpnNa6ilw
Joan Coscubiela de IU asegura en su Twitter que:

“Cuando he terminado mi trabajo tengo derecho a volver a casa como me apetezca, aunque sea corriendo de Madrid a Barcelona, sin parar”

Claro que sí. Encima chulería. Curioso que a un tipo de su partido le falte mano izquierda. Ojalá se quedé sin empleo con la mayor brevedad posible.
Lo primero es limpiar la casa y habría que empezar por sacar a esta guerrilla de mafiosos del medio. Y si después podemos ir a Cancún a celebrarlo… pues vamos.

Por cierto, la desbandada…un Thriller en toda regla. El auténtico día de los muertos vivientes.

¡Salud hermanos!

Anuncios