Erre que ERE

Erre que ERE…

Así que un medio de incomunicación de la ciudad despide a siete empleados. He trabajado en esa redacción y en verdad os digo amigos lectores que los periodistas que la forman son, en su mayor parte, bastante buenos y responsables.

Fuentes cercanas a este medio aseguran que presuntamente algunos de esos compañeros ni siquiera respetaron el ERE de reducción de jornada estipulado por la empresa. Eso dicen, a lo mejor es mentira, a lo mejor es verdad. ¿Alguien debería investigarlo no? No sé, un señor sentado leyendo La Razón con dos agujeros a modo de ojos o algo así. Si yo me enteró que soy un “alma perdida”…¿cómo no se van a enterar los que saben?

¿Es eso legal?

Debe serlo, porque los ineptos siguen ahí…en fin

Supongo que será que la falta de trabajo para todos empuja a tomar estas decisiones. ¿O no? Si una empresa va “regumal” uno querría conservar a cuantos más empleados valiosos mejor ¿no?

Pues no.

Animó a los compañeros a que, si saben que esto es verdad y que este tipo de actitudes han podido influir en sus despidos, denuncien. Si pueden demostrarlo claro, ese es otro cantar.

Esto es lo que se cuenta en la calle del medio que publicó una previa de un partido de baloncesto jugado una semana antes. ¡Qué grande!

A lo mejor es que es mentira. Y no ha pasado nada de eso.

Personalmente me da vergüenza que el nombre de la ciudad esta ligado a semejante despropósito empresarial y periodístico, pero claro…yo qué voy a saber.

Solo sé que este tugurio fomentó en su momento la precariedad laboral y ahora esto. Solo importa “rellenar páginas” como churros. Información poca y mucha propaganda.Trabajadores haciendo páginas de nevera hasta altas horas de la mañana, en fin…esa no es la solución.

Patético como siempre, avergonzante como nunca.

Esta es solo una más.

Tranquilos. Esta foto demuestra que a todo cerdo le llega su San Martiño. Solo hay que sentarse y esperar.

20091111150319-matanza

Suerte a los que se van, he trabajado con algunos de ellos y son GRANDES profesionales. Suerte también para los que se quedan. La van a necesitar. Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…no le mires el diente. O algo así.

Mientras sigan existiendo auténticos, perdón…presuntos gánsteres de puertas para dentro…está la cosa jodida. Unos y otros por distintas razones miran hacia otro lado y dicen que hay que entenderlo. Pues vale.

Un abrazo a todos y tranquilos que en todas partes cuecen habas. Doy fe.

Creo que me ha salido bien esto de escribir sin dar el nombre concreto de Diario de Pontevedra.

¡Uppps! Vaya hombre se me ha escapado justo al final y no me va la tecla de borrar.

Aquí todo Dios callado y después pasa lo que pasa.

Está pasando ya.

Salud hermanos.

 

 

Anuncios