Tutti Frutti (Parte 1)

Mañana se cumple el primer mes del primer post de Cartas a 1985. Me parece más. Aún estoy aprendiendo a manejar esto del WordPress y sigo afinando los detalles, pero en general la experiencia es muy buena y adictiva.

Dato: hay más visitas que visitantes. Eso quiere decir que el que entra se para a leer más de un articulo y eso es bueno, muy bueno.

Gracias al blog he empezado a colaborar con dos portales de actualidad de la provincia: Pontevedra Viva y Noticias Vigo. No estoy amasando una fortuna ni mucho menos, pero es que he elegido para mi proyecto vital dos campos muy jodidos: el periodismo y la música. Igual me pongo a estudiar algo con más salida y proyección como técnico en VHS o algo así.

Basta de quejas y de lamentaciones. Hay que mantener la tranquilidad. Todo saldrá bien. Seamos positivos.

Para los de fuera de Pontevedra: Placeres es el lugar donde crecí. Un sitio en el  que (no nos vamos a engañar) huele a pedo. No es una forma de hablar es la verdad. Hay una fábrica al lado y apesta todo el pueblo.

PLACERES

Cuando vivía en Madrid y alguién tenía la deferencia de soltar una ventosidad a mi me entraba una morriña que me dejaba hecho polvo dos días. Cuánto más olía el recado más triste me ponía. Pero vayamos al grano, que me estoy desviando… ya os hablaré de Placeres.

Todo comenzó con el Post número 1: Paco Martínez Soria, la ley de la Botella y el viaje en el tiempo

paco-martinez-soria

Post número 2: Una extraña relación. Ratzinger vs Jon Bon Jovi

ip_bon_jovi_salida_05_gorka_1

Uno de mis preferidos de este mes es el Post número 3: El extraño caso del actor cornudo. Pobre James Mardsen.

MV5BMTQyOTUzNjc0MF5BMl5BanBnXkFtZTcwNTYyMDYzMw@@._V1._SX214_CR0,0,214,314_

En el puesto número 5 aparece Valientes. Felix Baumgartner, Stallone y Rajoy haciendo de las suyas.

121014215906_felix_baumgartner_640x360_reuters_nocredit

Me las tuve que ver con la Erección Nuclear de Kim-Jong-un en el artículo número 6.

hermanomayor1-630x840x80xX

El siguiente es un post importante ya que gracias a él empezé a publicar en los dos portales que os mencione antes. Uno de los mejores: Yate Mate. ¿Y si hubiese existido Facebook en la época en que Dorado y Feijóo era compìs de travesías? Post número 7.

1364668018_534577_1364669009_album_normal

En El impreso 620 os cuento la gran aventura que es adentrarse en la Xunta de Pontevedra y lidiar con personajes de todo tipo. Al final lo conseguí, pero costó. Post número 8

Impreso 620

Si alguno os quedó atrás…disfrutadlo.

Salud hermanos.

Anuncios

Skid Row, Dublín y la tarjeta del paro

Año 19917

Por segundo año consecutivo visito Irlanda durante un mes con la excusa de aprender inglés. Lo mejor para conseguir mi fin: rodearme de españoles. Cuantos más mejor.

Este año hay muchas caras nuevas, pero el núcleo duro formado por  Shop, Uvas, Nacho, Román y yo sigue intacto. Hay un nuevo fichaje para esta temporada.

Se hace llamar Pepa. Es un chico. Pues vale. Bautizado quedas.

Lo aceptamos en nuestro pequeño grupo y nos pasamos un mes practicando nuestro castellano, eso sí, en Dublín.

Pepa toca la guitarra. Nacho también.  Yo aún no. Empezaría ese año. Puede que por culpa de ellos. No lo sé.

Uvas es fan de Dire Straits y es el tío al que todos  respetan. Le escuchamos atentamente mientras zampamos hamburguesas.

Nos habla de un grupo nuevo que ha descubierto. Se llaman SKID ROW. Fran, que así se llama en realidad, nos cuenta que en todos los grupos siempre hay alguien que no da la talla. Puede ser el bajista, el batería o un guitarra…alguien más flojo que baja la media del grupo. Nos cuenta que en SKID ROW eso no pasa. Nosotros asentimos con cara de duros y los carrillos a lo Mario Vaquerizo mientras apuramos con la pajita  las últimas gotas de nuestro refresco.

Hay que escucharlos ya.

Uvas tiene el último disco. En cinta claro.

Slave to the grind.

Uno de los grandes discos del rock norteamericano de los noventa. Nos enganchamos. Monkey Bussiness, Slave to the Grind, Get the fuck out (que parodiaba en el título a la canción de Extreme Get the funk out)…pero sobre todo las tres baladas. Eran y siguen siendo tres canciones de otro mundo. In a darkened room, Quicksand Jesus y Wasted Time. La piel de gallina con 15, con 25 y con los que se tengan.

A la banda de New Jersey la descubrió un paisano, Jon Bon Jovi, y bueno… la  leyenda cuenta que acabaron muy mal.

El líder de Skid Row era un tipo que se hacía llamar Sebastian Bach y que poseía un vozarrón capaz de abrirle los ojos a un chino. Un fulano de más de 1,90, con una larga melena rubia y muy mala leche. Si observabas una foto de cuello para arriba era complicado discernir si era un tío o una tía. Ya teníamos nuevo ídolo.

sebastian_bach

Este era el segundo disco de Skid Row. Con Sebastian sacaron cuatro y después lo de siempre malos rollos y al hoyo. Una pena.

VIGO, JUEVES SIETE DE OCTUBRE DE 2010

No me lo puede creer. Aquí estoy yo en primera fila con mis amigos Félix y Marcos esperando a que salga al escenario de la Sala Inferno de Vigo nada más y nada menos que Sebastian Bach. Sin Skid Row, pero Sebastian es Sebastian.

Félix toca la batería y es un heavy de corazón de los de verdad, aunque lleva años compatibilizándolo con un grupo de pop. A él lo que le gustaría en realidad es  salir al escenario tatuado hasta las cejas, meter la batería en una jaula, prenderle fuego y dar un concierto de tres horas  y media.

En realidad Félix lo que quiere es ser Tommy Lee, el batera de Motley Crue. Yo también pero por otros motivos.

Marcos es lo más parecido a una groupie de Sebastian que conozco. Si Sebastian se bajase los pantalones y le dijese: “Arrodíllate y cántame una de la Pantoja”…no sé yo que haría el buen hombre. Está muy pillado.

Allí estamos los tres. Sudando. Y eso que aún no ha empezado. La semana anterior había terminado un contrato en Correos y esa misma mañana había acudido a la oficina del INEM para recoger la tarjeta…ahora eso daba igual. Me iba a olvidar de todo durante…

Poco más de una hora.

Sebastian salió y lo dio todo. Nosotros con los ojos como platos viendo a semejante bicho en el escenario. Otro sueño de adolescencia cumplido.

¡El Puto Sebastian Bach!

Todo muy rico hasta que se estropeó uno de los monitores y tuvo que parar. Poco más de una hora. Que decepción. Y aún faltaban las mejores.

La gente abandonó la sala poco a poco, pero nosotros tres, nos quedamos en busca de la ansiada foto con nuestro ídolo. En ese momento nuestra actitud era la de Guardia Civiles del Rock.

Una hora y media después Sebastian sale del camerino y saluda.

¡Lo tenemos delante! Nos miramos acojonados. ¡Es el Puto Sebastian Bach!

Félix tiene una sonrisa en la cara que le hace parecer recién fugado de un psiquiátrico, a Marcos los ojos parece que se le van a salir de las órbitas. Yo no doy crédito. Había visto una vez a John Balam en Marín , pero esto era incluso mejor. ¡Sebastian Bach!

Se acerca y saluda. De ahora en adelante es ya nuestro amigo Sebas para siempre. Le hablo en inglés (el que aprendí en Irlanda), Félix le habla castellano pero gritando (que es el mejor inglés). Sebastian muy majo nos pide disculpas e insiste en que no puede cascar la voz. Al día siguiente telonea a Guns & Roses en Madrid y tiene que estar al 100%.

De cerca impresiona más si cabe. Para que os hagáis una idea este tío es como Thor solo que en vez de martillo lleva un micro. Es la descripción más fiel. Venga chicos…mirad al pajarito…

sebas

Los dos de la derecha creo que son el hermano de Pablo Motos y un señor muy amable residente en laTierra Media, no tenían cámara y nos pidieron el favor. Entre los hijos del rock and roll somos así de enrollaos.

Nos despedimos con un abrazo, pero de los nervios por la foto casi se me olvida pedirle el autógrafo. Él tiene boli. Yo no tengo papel. Me mira impaciente. Se lo llevan en volandas. Echo la mano al bolsillo. Nada. Tanteo el otro. Sonrío. ¡Joder la tarjeta del paro! ¡Nunca me había alegrado tanto de verla! Se la tiendo. El Dios nórdico la mira sorprendido. WTF?

Tranquilo Sebas, tu firma que seguro será lo más bonito que nadie haya hecho jamás con una de estas.

Y firmó.

Nadie me habá sellado tan bien la tarjeta.

¡Salud hermanos!

PD: Marcos cree que Sebastian es su colega. Lo piensa de verdad. No le digáis nada que le pueda robar esa ilusión, por favor.

Generación Goonie

Algo tienen las películas de los ochenta que siguen atrapando a toda mi generación. Bueno, en realidad era esa generación la que tenía algo en los ochenta que hace tiempo que se perdió: la infancia.

pósters 80 collage

Regreso al futuro, Rocky, La Guerra de las Galaxias, Superman, La Jungla de Cristal…poco a poco os  iré hablando de todas. Entre ellas hay una que es sin duda la joya de la corona.

La que marcó a toda una generación de mocosos, a mi generación:

Los Goonies.

El mundo se divide en los que la han visto (y la adoran) y los que nunca la verán. De hecho hay una frase tabú que no debes pronunciar jamás, bajo ningún concepto, si en la habitación se dan cita más de 10 o 12 personas de entre 30 y 40 años. Es la siguiente:

-Joder, pues yo NO he visto Los Goonies

La has cagado macho.

Las cabezas se giran en plan la niña de El Exorcista. No es para menos.

-¿Cómo que no has visto Los Goonies?

-No tío…no la he visto…

Eso, en vez de retractarte, tú insiste y sincérate. No es el momento; di que era una broma y sigue con tu vida. Aún estás a tiempo.

-En serio… no la he visto, murmuras cada vez más acobardado mientras tu falsa y nerviosa sonrisa  delata un ¿de qué coño os reís me he perdido algo?

Este indeseable realmente no entiende la gravedad del asunto. Ajeno a la vida interior que todo Goonie que se precie derrocha la remata:

-Pero si es una puta peli para niños.

Momento de reflexión. Podéis negar con la cabeza como yo. El silencio se hace tan denso como incómodo.

Ahora ya caes mal seguro. Además la palabra puta y la palabra niños jamás deberían ir en la misma frase. ¿De que vas tío? Te has cargado la fiesta.

Esto es un insulto muy fuerte para nosotros La Generación Goonie, posiblemente el más grave.

El que no se sentó de niño en la cómoda butaca de un cine con un kilo de palomitas después de hacer cola durante quince minutos nunca podrá ver Los Goonies. Aunque quiera. No por ellos, por nosotros. Ellos siguen ahí, los muy cabrones, con la misma ropa, la misma naturalidad y con las mismas ganas de encontrar a Willy (silencio) El (silencio) Tuerto (silencio de nuevo).

Cuando la vi por primera vez, ellos tenían mi edad, puede que incluso fuesen algo más mayores. Quería ser Bocazas. Lo estoy consiguiendo.

Si tuviste la suerte de verla de pequeño y corriste a pillar tu bici para buscar en el desván a ver si había suerte te felicito. Siempre podrás volver a tener esa sensación, solo tienes que darle a play y volverás a tener ocho, nueve o diez años. Pero con 20 ó 30…eso es ya imposible. El cerebro humano no está suficientemente evolucionado como para hacer ese ejercicio. Sacar el niño que llevamos dentro pasando los 30 es complicado. Mirad como acabó Michael Jackson.

Aunque estoy completamente seguro de que si se dan las circunstancias adecuadas (por ejemplo verla con hijo) y no tienes reparos en abrazar la película y de paso a tu yo de 1985…lo conseguirás. Por intentarlo que no quede.

Yo ya tengo 36 y aún no he encontrado el puto tesoro.

No tengo ni el mapa.

keep-calm-because-goonies-never-say-die

Creía que mi padre era Dios

¿Quién no ha vivido una de esas casualidades increíbles en algún momento de su vida? Un giro del destino tan inesperado, inédito e improbable que hace que esos capítulos estén envueltos en un manto inexplicable, casi mágico.

Creía que mi padre era Dios-Paul Auster

El escritor norteamericano Paul Auster colaboraba en un programa de radio en su país natal al que la gente llamaba para contar este tipo de extrañas vivencias. Auster se debió quedar tan fascinado ante lo que le transmitían los oyentes que les pidió un favor: les animó a que le mandasen esas historias (de forma breve y concisa) por escrito. La respuesta de la audiencia fue tan abrumadora que el autor pronto tuvo en su poder material suficiente para editar un delicioso libro con las mejores anécdotas.

//rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?lt1=_blank&bc1=000000&IS2=1&bg1=FFFFFF&fc1=000000&lc1=0000FF&t=cartasa1985-21&language=es_ES&o=30&p=8&l=as4&m=amazon&f=ifr&ref=as_ss_li_til&asins=8432210390&linkId=bb3a47fc57be9405fd4f708676d67c1f

Un título raro para un ejemplar único y original.

En él se cuentan reencuentros imposibles, casualidades tan grandes que nadie en su sano juicio las creería o, simplemente, momentos sumamamente extraños.

Lo que os voy a contar a continuación sucedió hace tres años en mi familia. Es totalmente cierto y siempre he creído que perfectamente podría haber engrosado las páginas del libro del maestro Auster.

Viajemos atrás en el tiempo.
Leer más “Creía que mi padre era Dios”

El efecto Auster

¿Quién no ha vivido una casualidad increíble en algún momento de su vida? Un giro del destino tan inesperado e improbable que hace que esos capítulos estén envueltos en un manto inexplicable, casi mágico.

El escritor norteamericano Paul Auster colaboraba en un programa de radio en su país natal al que la gente llamaba para contar este tipo de extrañas vivencias. Auster se debió quedar tan fascinado ante lo que le transmitían los oyentes que les pidió un favor: les animó a que le mandasen esas historias (de forma breve y concisa) por escrito. La respuesta de la audiencia fue tan abrumadora que el autor pronto tuvo en su poder material suficiente para editar un delicioso libro con las mejores anécdotas.

Lo llamó Creía que mi padre era Dios.

Creía que mi padre era Dis de Paul Auster
Creía que mi padre era Dios de Paul Auster

Un título raro para un ejemplar único y original.

En él se cuentan reencuentros imposibles, casualidades tan grandes que nadie en su sano juicio las creería o, simplemente, momentos sumamamente extraños.

Lo que os voy a contar a continuación sucedió hace tres años en mi familia. Es totalmente cierto y siempre he creído que perfectamente podría haber engrosado las páginas del libro del maestro Auster.

Viajemos atrás en el tiempo.
Leer más “El efecto Auster”

Cartas a 1985: Ciencias o letras (Parte II)

Cartas a 1985: Ciencias o letras (Parte 2)

Hay otros métodos igual de ineficaces, pero muy utilizados a la hora de elegir entre Ciencias o Letras.

Averiguar qué va a cursar la tía buena de clase o preguntarle a tus amigos (igual de descerebrados que tú por cierto) qué han elegido ellos son algunas de las ocurrencias más socorridas. Ante la duda…ya se sabe.

En ese momento no importa el tiempo de trabajo cotizado, el salario, las vacaciones o la calidad de vida. Así que como no tienes ni idea de qué camino elegir, le preguntas a tu colega quien, a su vez, te iba a preguntar a ti lo mismo. Es como mear con el viento en contra. En el fondo sabes que ese tío, por muy amigo tuyo que sea, no tiene la respuesta, pero como repite curso algo sabrá. Otro error. En fin, un cúmulo de despropósitos.
La cuestión es que elegiste Ciencias Puras por qué no entendiste nada de lo que te contó tu Jefa de Estudios en su despacho durante la charla orientativa.Al ser un colegio privado y tratarse de una decisión crucial para los estudiantes, el claustro de profesores decidió que sería una buena idea ir llamado una por uno a los alumnos para asesorarles lo mejor posible en su decisión.
Cuando llegue ese momento no sabrás qué elegir.

Dirás que quieres ser médico, pero es harto improbable. Parece mentira, pero no lo llevas en los genes. La sangre no es lo tuyo y eres bastante hipocondríaco.Si tuvieses que operar a alguien de vida o muerte. Muerte sin duda.

¿Abogado? El que tengo aquí colgado. Sin comentarios. Son unos liantes. De hecho si lo piensas bien, parte de su profesión consiste precisamente en eso, en liarla.
Al final el mecanismo de defensa de tu cerebro sacó una conclusión errónea de esa reunión con tu tutora, que como tenía mucho pecho le llamábamos La Tetora.

-Si eliges Ciencias Puras puedes hacer Derecho o Medicina

Esa fue la frase que se grabó en mi cabeza. Si tuviésemos una cinta de video grabada de ese ya lejano encuentro podríamos comprobar que en ningún momento del tête à tête La Tetora apuntó o insinuó tal posibilidad.

También puede que en la cinta se apreciase tu mirada perdida por unos instantes en su improbable escote (a los 16 años un jersey de cuello vuelto puede ser un escote si se dan las circunstancias adecuadas). Incluso es posible que esos dos segundos de ausencia tetil fueran suficientes para montarte un lío tremendo en la cabeza.

-A ver A. ¿Cuál eliges?

Las dos profe…las dos, pronunciarás con la baba cayendo y la mirada aún secuestrada por aquellos globos.

-¡Ay Cruces pobre da muller que te leve!

El caso es que salí de allí convencido de que podía elegir ciencia puras y sí me equivocaba podría rectificar el rumbo. Al fin y al cabo Naturales sí que se me daban de miedo en EGB y las Naturales son ciencias.

Silogismo inútil pero a todas luces reconfortante en ese momento.

profesora-sexy

En definitiva, me volví a equivocar, pero en selectivo saque un 5,5 (sumando los tres exámenes de ciencias)
PD: Dentro de las asignaturas de ciencias hay una para la que serás especialmente inútil. Dibujo Técnico. La elegirás.

La profesora estaba como un tren. Tranquilo A, no estarás solo en el reto de trazar una línea recta, en esa clase estarán todos tus amigos. Ninguno sabía dibujar, ninguno quería aprender. El poder del escote.

Mientras tanto mis padres…pagaban…

¡Salud hermanos!

(Extraído de Cartas a 1985)

Los ochenta: ¿Ciencias o letras? (Parte I)

Querido A:

Hasta que uno cumple 16 años y deja atrás EGB todo va viento en popa ¿verdad? Vives en una especie de paraíso sin responsabilidades, en una burbuja. Que decidan otros. Lo cierto es que hasta el momento no has tenido que tomar muchas decisiones realmente importantes, pero en breve te verás en la tesitura de tomar un camino. Será dentro de muy poco. Un cruce de caminos del carajo.

pupitres

Tendrás que elegir entre Ciencias o Letras. ¡No te asustes A! Tranquilo. Estamos ante un salto arriesgado. Lo sé. Todos hemos pasado por eso. ¡Calmate soplapollas! Si me haces caso todo va a ir bien.

A ver, te lo diré sin paños calientes: la pregunta tiene trampa. No digas que no te lo advertí.

Si no me haces caso esto es lo que pasará: en primer lugar te pondrás nervioso y querrás quitarte la presión de elegir cuanto antes, así que  tomarás una decisión equivocada, pero no lo sabrás y respirarás tranquilo.

-¡Yo que sé…ciencias venga… a mi dejadme en paz ya,que me tengo que ir al recreo!

Error. No sabrás si has acertado o no, pero te dará igual. Mal hecho. El caso es que ya no tendrás ese peso sobre tus hombros. Estarás tan contento que no verás venir la siguiente cuestión.

-¿Las quieres mixtas o puras?

Como en una hamburguesería.

¡Joder! 16 años sin pegar palo al agua y ahora el peligro acecha por todos lados ¿eh?. La vida es un campo de minas. Si ya te aturullas en el McDonalds, imagínate ante este dilema. Tu cerebro te parecerá a punto de estallar. Tranquilo nenaza.

La vida se empieza a complicar en cuanto empiezas a tener que rellenar más de una casilla. Más casillas que cubrir, más problemas. Verdad inmutable. Mixtas o puras…tú que carallo vas a saber. Si eres un pailán. Como todos…bueno como casi todos. Hay gente muy precoz.
Entre tus compañeros de clase habrá algunos que desde muy pequeños ya sabrán a que se dedicaran.

-Yo quiero ser médico, exclamaba uno.

Yo abogado, decía otro.

Os reventaba la cabeza a los dos. Por papaconas.

Es broma. Tenían un objetivo, fueron a por él y lo consiguieron. Olé sus pelotas lampiñas.
Eso sí, eran una rara avis. La mayoría de la gente de tu edad no tiene ni idea de qué va a hacer el sábado como para preocuparse del lejano e indefinido futuro. Ese lugar borroso e indeterminado. Tú querido A, las cosas claras, lo que se dice claras no las tendrás nunca. No nos vamos a engañar.

-Médico, abogado o actor.

Cojonudo chaval. Menudo lumbreras.

Claro que había peores respuestas, normalmente de hijos únicos (ya sabéis lo que dicen de los hijos únicos y tal…)

-Yo quiero ser albañil o científico.

Sin comentarios.

Lo que tu digas tío, ¿por qué no las dos?. Albañil por las mañanas y científico por las tardes.
En definitiva, Ciencias o Letras era una pregunta que desata una reacción en cadena difícil de controlar. ¿Qué coño va a decidir un chaval de 15 años?

Comprensible que pasase lo que pasó. Y ahí estaba yo  (o sea tú) teniendo que decidir bajo presión. Recuerdo que era un tío listo así que empleé  la lógica para elegir sabiamente. El viejo método de la lista de pros y contras era la opción más fácil y efectiva.

Pregunta: ¿Qué asignaturas se me habían atragantado en mi trayectoria escolar?
Respuesta: Matemáticas, Física, Dibujo Técnico y Química
Pregunta: ¿Cuáles se te dan bien?
Respuesta: Lengua, Inglés
Pregunta: ¿Qué te gusta hacer?
Respuesta: Leer libros, leer cómics, tocar la guitarra

Decisión final: CIENCIAS PURAS.

¡BURRO!

Burro

PD: Esta lista en sí misma es ya la primera prueba de que el método científico no va contigo.

Continuará…